La evaluación es un proceso de valoración del logro de los aprendizajes y considera los siguientes momentos:

 

Evaluación diagnóstica: Recupera los conocimientos previos y expectativas de los estudiantes respecto al tema y facilita la incorporación de nuevos aprendizajes.

 

En una sesión diagnóstica y en mesa redonda se plantea una charla con los estudiantes de tal manera que se recuperen los imaginarios inherentes en ellos respecto a la Especialidad en Didáctica de las Matemáticas, así como las expectativas de ellos y los contextos educativos de procedencia.

 

Evaluación Formativa: Permite valorar integralmente el desempeño del estudiante durante el desarrollo de las actividades la unidad de competencia.

 

Seminario: El colectivo, formado por profesor y estudiantes, presenta y discute los conceptos involucrados en esta unidad de competencia. El profesor actúa como coordinador del seminario. En el seminario emerge una participación permanente, interesada y pertinente en los temas que se discuten, haciendo aportaciones originales para la comprensión de los contenidos abordados, así como para enriquecer los planteamientos de su trabajo terminal, y los de sus compañeros.

 

Actividad de Laboratorio: En este espacio, el profesor propone prácticas de situaciones didácticas relacionadas con la modelación para ser aplicadas en el salón de clases. En este mismo espacio los estudiantes podrán proponer y aplicar sus propios diseños de situación. En el laboratorio se utilizarán recursos tecnológicos como calculadoras, computadoras, software matemático entre otros recursos que involucren el almacenamiento de datos y la comunicación de los mismos. En este módulo, esta actividad deberá consistir en al menos el 50% de la carga horaria.

 

Evaluación Sumativa: Considera la integración de todas las actividades desarrolladas por el estudiante y permite la asignación de valores para la acreditación de la materia.

 

Participación

40%

Prácticas de laboratorio usando TIC’s

60%

Total

100%